lunes, 10 de octubre de 2011

QUÉ HAGO CON LAS ESPINAS DE LOS ERIZOS?

Recuerdo que en mi curso de open wáter, que para mi fue de lo más traumático, estaba en un estado de nervios tal, que estando de rodillas, tenía un erizo debajo y ni me enteré.

Cuando me quité el traje, tenía la rodilla con bastantes puntos negros. En su momento me dijeron, no te preocupes, que salen solos. Aunque alguno dolía mucho, mucho.

Como lo mejor es prevenir, mi mejor consejo es que te fijes donde te pones, y que no te lleves ningún erizo puesto. Ahora bien, si no hay más remedio que pincharse con un erizo (hace poco en una inmersión en Cabo de Palos con una corriente del demonio, tuve que echar la mano a la pared, y allí estaba el erizo, qué oportuno), te cuento la mejor forma de sacarlos.

1. Nunca uses una pinza. Lo más probable es que rompas la púa y tu gozo en un pozo.

2. Utiliza una tarjeta de crédito. Ve presionando con ella alrededor de la púa e irá saliendo poco a poco. Espera a retirarla a que tenga bastante cuerpo fuera, o de nuevo te sucederá lo mismo que con la pinza.

Espero que no se te clave ninguna pronto. Si te sucede, ya me contaréis si utilizáis mi táctica. Funciona, comprobado en más de una. Hoy preferiría que se me clavara una púa de erizo que estar en la oficina, pero se va acercando lentamente Roatán, ya casi puedo sentir el mar en la cara.

Feliz lunes!! Os dejo con alguna pua bonita!!



4 comentarios:

  1. Como bien dices, lo mejor es mirar bien donde te apoyas. En cualquier caso, por eso me gusta bucear siempre con guantes, y ademas... ¡me los pongo cuando quiero!

    Jejejeje... ¿a que no sabes quien soy?

    ResponderEliminar
  2. Pues yo he probado todas las opciones para sacarlos: con las pinzas, con las uñas, con la tarjeta, .. Y la mejor sin duda es la tarjeta.

    Otra historia son las púas que se quedan bajo la uña, y que no queda más remedio que esperar a que salgan por si solas.

    Quizás si debería empezar a llevar guantes.

    Por cierto: ¡Enhorabuena, capitana!

    ResponderEliminar
  3. Hay un remedio de la abuela que es poner miel o aceite sobre las puas y taparlo con una gasa, tipo emplasto. La miel o el aceite ayudan a que el cuerpo las expulse.

    Otra forma es esperar, cuando llevan unos días el cuerpo las rodea de pus y pinchando con una aguja estirilizada, un poco de alcohol y prenderle fuego, pinchas y suelen salir con el pus.

    En cualquier caso duelen pero acaban reabsorviendose. Solo en casos graves de muchisimas espinas, casi hay que bailar claque sobre ellos, no queda mas remedio que ir al médico.

    Lo mejor mirar donde se pisa y antes de poner la mano tener claro que no hay mas que roca, que aqui en el mediterraneo no hay mucho riesgo pero cuando estes en Roatan ves al loro que en esos mares hay mucho bicho ponzoñoso.

    Cuidado con los guantes, en muchos sitios del mundo no dejan bucear con ellos la gente se siente protegida y no va con tanto cuidado. Una espina puede perfectamente atravesar un guante.
    Mas que los tiburones, los pobres estan acabando todos en la sopa de los chinos, los peligrosos son los conos, los peces piedra, el coral de fuego,... y un largo etcetera de bichos con venenos capaces de incluso matarte.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me hubiera venido bien este consejo hace tiempo: me he clavado espinas de erizo un par de veces y, aunque no me ha dolido, no he podido evitar intentar sacármelas sin éxito con las uñas o con pinzas. Finalmente la espina terminaba desapareciendo, pero es cierto que suelen tardar en irse.

    Gracias por el truco de la tarjeta, seguro que lo tendré que usar :-D

    ResponderEliminar